El proceso de FIV

Read about the IVF Process

In Vitro Fertilization in Los Angeles, CA


What is In Vitro Fertilization?

La fecundación in vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida que se utiliza para tratar la esterilidad por diversas causas, como enfermedades de las trompas, infertilidad masculina, endometriosis o motivos desconocidos. California Fertility Partners presta servicios de fecundación in vitro en su clínica de fertilidad de Los Ángeles. El tratamiento de FIV consiste en la estimulación de los ovarios para que produzcan diversos óvulos en un solo ciclo, la aspiración de los óvulos mediante una aguja guiada por ecografía y su inseminación en el laboratorio. Los óvulos fecundados, o embriones, crecen en cultivo durante 3-5 días hasta que son transferidos al útero de la madre con observación ecográfica.

A woman’s natural cycle

El ciclo menstrual espontáneo está regulado para producir un óvulo al mes. Los óvulos se desarrollan en una bolsa llena de líquido dentro del ovario, denominada «folículo». La hormona que secreta la hipófisis para estimular el crecimiento mensual de los folículos se llama «hormona foliculoestimulante» o «folitropina» y se conoce por sus siglas inglesas «FSH». La administración diaria de inyecciones de FSH aumenta las concentraciones sanguíneas de dicha hormona y produce la maduración de varios óvulos en un mismo ciclo.

Se utilizan distintos medicamentos para preparar los ovarios antes de la aspiración para la FIV. Lupron y Ganirelix sirven para prevenir la elevación de la LH a mitad del ciclo y evitar así la ovulación. Algunos preparados de FSH son Gonal F, Follistim, Bravelle y Menopur (marcas comerciales en EE.UU.). Estos medicamentos se administran para estimular el desarrollo de varios folículos a la vez.

Es fundamental realizar un control minucioso de los ovarios durante el tratamiento para observar el desarrollo de óvulos de alta calidad, así como por la seguridad de la paciente. Mediante series de ecografías y análisis de sangre se estudia la respuesta de los ovarios y se determina el momento idóneo para extraer los óvulos. El tamaño de los folículos corresponde con la madurez de los óvulos que contienen. Cuando los óvulos alcanzan la madurez deseada, se programa una aspiración guiada con ecografía para extraerlos.

La extracción de óvulos es una intervención ambulatoria sencilla para la cual se administra anestesia por vía intravenosa. Se utiliza ecografía vaginal para guiar la aguja que se introduce en el ovario a través de la pared vaginal. Con la aguja en el interior del folículo, se aspira el líquido y el óvulo, que pasan a un tubo de ensayo. A continuación, el embriólogo analiza el líquido para comprobar que contiene el óvulo. Toda la intervención dura alrededor de 20 minutos.

El embriólogo mezcla los óvulos con el esperma o facilita la fecundación mediante la técnica de microinyección (IICE). Los embriones se cultivan en un laboratorio en condiciones muy controladas durante 3 a 5 días. Si hay más embriones, pueden congelarse y guardarse por si son necesarios más adelante. El número de embriones transferidos al útero se decide según la edad de la mujer, y normalmente se transfieren entre uno y seis embriones. Al cabo de doce días de la transferencia se efectúa un análisis de sangre para verificar si se ha producido el embarazo.

Congelación de embriones

Algunas mujeres tienen la suerte de producir suficientes óvulos y embriones a partir de una sola extracción, de modo que los embriones sobrantes pueden congelarse por si se necesitan posteriormente. Pueden congelarse todos los embriones de calidad que no se hayan transferido en un ciclo, conservándose indefinidamente. Cuando se necesitan, se descongelan y se transfieren al útero materno, preparado para ello con tratamiento hormonal.

Eclosión asistida

Como parte de su desarrollo, el embrión tiene que desprenderse de la membrana protectora que lo recubre para poderse adherir al endometrio del útero materno. A medida que el embrión crece en cultivo, sus células secretan enzimas que degradan el grosor de la capa protectora, la «zona pelúcida». Sin embargo, en el laboratorio algunos embriones no fabrican suficientes enzimas para iniciar el proceso de descomposición de la zona pelúcida o presentan una membrana más dura de lo normal.

La eclosión asistida es una técnica que facilita este proceso natural de descomposición de la membrana protectora. Consiste en la aplicación de una pequeña cantidad de ácido diluido sobre la membrana exterior del embrión para comenzar el proceso de degradación. Se trata de una técnica especialmente útil para mujeres de más de 38 años o con elevaciones leves de las concentraciones de FSH, en caso de fracaso de varios ciclos de FIV, en embriones cuya zona pelúcida es excepcionalmente gruesa y en ciclos para los que se utilizan embriones congelados.

 

Estamos para guiar a ti y tu familia. Meet our team
California-Fertility-Treatments